¿A dónde quieres ir?
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

Praga en 5 días: la capital como un local

  • Minube Must-Sees
Praga en 5 días: la capital como un local

Visitar Praga en 5 días es el tiempo ideal para conocer bien la ciudad y recorrer tranquilamente sus mágicos rincones. Si al gran patrimonio de Praga le sumas la majestuosidad de sus torres, el encanto de sus empedradas calles y el profundo pasado histórico presente en todos sus barrios el resultado es una ciudad de ensueño.

 

¿QUÉ VER EN PRAGA EN 5 DÍAS?

 

 

Día 1 - mañana:

 

No hay mejor manera de empezar a recorrer Praga que comenzando por el Barrio Judío. Este mítico barrio guarda seis enormes tesoros: las seis sinagogas que sobrevivieron a la ocupación nazi. La Sinagoga Vieja-Nueva es la más antigua de todas y se cuenta que en ella habita el espíritu de Golem, al que se atribuía la protección de los judíos. Otra de las sinagogas que crea mayor expectación es la Sinagoga Española, cuya belleza se hace presente aún más en su interior, llena de detalles moriscos.

 

Cuando llegue la hora de comer aprovecha para probar la cerveza checa en el mítico Lokál Dlouhááá, muy cercano a las sinagogas.

 

 

Día 1 - tarde:

 

Tras disfrutar de tu primera pinta, visita la Sinagoga Pinkas, en la que descubrirás el famoso mural en el que están grabados los nombres de los judíos checos asesinados. Aún más sobrecogedor es visitar el Cementerio Judío, el único en el que antiguamente era posible enterrar a la población judía. Al lado encontrarás la Sinagoga Klausen, en la que hay una exposición permanente acerca de las tradiciones judías y textos en hebreo. Por último la Sinagoga Maisel también guarda una gran colección de objetos judíos, que fueron conservados por los nazis para crear un museo para resaltar su odio contra la raza.

 

 

Día 2 - mañana:

 


La segunda jornada comienza con la visita al castillo de la ciudad, en cuyo recinto encontrarás el antiguo Palacio Real, que alberga el conocido Salón de Vladislav de enormes ventanales y coronado por una bella bóveda estrellada. Después detente a admirar la magnífica Catedral de San Vito, el mayor templo gótico de Praga y cuyo majestuoso interior decorado por vidrieras es un espectáculo. Justo al lado verás la Basílica de San Jorge, de una llamativa fachada barroca de color rojizo y si continúas caminando llegarás al pintoresco Callejón del oro, que seguro reconocerás por sus llamativas casas de colores y sus locales de artesanías.

 

 

Día 2 - tarde:

 

 

Por la tarde, y ya fuera del recinto del castillo encontrarás el Monasterio de Strahov, que esconde una espectacular biblioteca decorada por bellos frescos. Después visita la plaza Malostranské Náměstí, en el barrio de Malá Strana, donde se localiza St Nicholas Church, una preciosa iglesia cuyo púlpito barroco te dejará sin palabras. Tras pasear por las calles de Malá Strana, dirígete a la orilla para admirar el magnífico Puente Carlos, uno de los lugares más románticos de la ciudad. Y aprovechando la cercanía al río será el momento de ir al embarcadero y dar un paseo en barco por el río Moldava ¡con cena incluida! Sin duda una de las mejores experiencias para disfrutar de la mejor panorámica sobre el río.

 

 

Día 3 - mañana:

 

 

La mañana del tercer día del itinerario dedícalo a visitar el Campo de Concentración de Terezín, lugar que se usó más con fines propagandísticos que como campo de concentración, sigue conservando el recuerdo de las víctimas del holocausto. Una visita que impresiona y que te traslada a aquellos duros episodios de la historia viendo con tus propios ojos las celdas de los presos, las duchas, la zona de trabajos forzados y sobre todo leer en letras grandes una de la frases que quizá más te impresionará “arbeit macht frei”, “el trabajo libera”.

 

 

Día 3 - tarde:

 

 

Ya de regreso te espera la visita al barrio más mítico de Praga, Staré Město, que concentra los monumentos más emblemáticos de la ciudad en la preciosa Plaza de la Ciudad Vieja, como el Reloj Astronómico y la Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn, que con sus puntiagudas torres góticas domina el cielo de Praga. Y para seguir en la tónica de esta ciudad de cuento de hadas, sube hasta lo más alto de la Torre de la Ciudad Vieja, desde donde pondrás el punto final a este cuarto día contemplando el atardecer.

 

 

Día 4:

 


El cuarto día de viaje resérvalo para realizar una excursión fuera de Praga, pues sus alrededores resultan incluso tan bonitos como la ciudad en sí. Así pues no dudes en hacer una excursión a algunas de las ciudades aledañas como Kutná Hora, Karlovy Vary o Cesky Krumlov. Te adentrarás en preciosas calles con edificios medievales para sumergirte en el encanto de la Praga más profunda.

 

 

Día 5 - mañana:

 

El quinto y último día arranca en la zona de Nové Město. Y no hay mejor manera de empezar que con un desayuno en la Plaza de Wenceslao, donde también podrás aprovechar e ir de compras. En esta alargada plaza también se localiza el Museo Nacional de Praga, en el que descubrirás la historia del país en todas sus etapas, inclusive desde la prehistoria. Después es el momento de detenerse a admirar la Sinagoga de Jerusalén, la cual reconocerás enseguida por su increíble colorido que mezcla el Art Nouveau junto con adornos moriscos.

 

 

Día 5 - tarde:

 

Tras la pausa para comer te queda por visitar el Museo del Comunismo, uno de los museos más impactantes que te acercará a las vivencias y al sometimiento de la población bajo el régimen. Y continuando hacia el norte encontrarás la Casa Municipal de Praga, para conocer en profundidad una de las mayores disciplinas de los checos: la música clásica. Y para finalizar tu inolvidable viaje a Praga harás una última visita a Malá Strana para visitar el Monte Petřín, uno de los parques más populares de Praga, donde podrás subir a la Torre Petřín y despedirte en este mágico lugar de la ciudad.

...Leer