Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Salzburg?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Salzburgo

202 colaboradores

81 lugares turísticos de Salzburg

Pueblos en Bad Gastein
Bad Gastein
(2)
Accedimos a este maravilloso lugar, después de haber estado en Arles, Cannes, Niza, Milán y Castelfranco Veneto. Era nuestro primer viaje un poco largo en coche desde Madrid y para la poca experiencia, resultó maravilloso. Situado en el valle de Gastein, este pequeño pueblo fué un famoso balneario donde la gente aristócrata iba a someterse a tratamiento termales. Entre sus famosos visitantes se encuentra la Emperatriz Isabel (la famosa Sissi). Igualmente es famoso por sus pistas de esquí, aquí se celebró el campeonato de Mundo de 1958 de esquí alpino. Tremendamente cuidado y limpio hace que la estancia se te haga enormemente corta. Nosotros solamente estuvimos seis noches.
Cataratas en Zell am See
Kitzlochklamm (Taxenbach)
(1)
Kitzlochklamm es un parque natural en el que se encuentra un desfiladero creado por un río que pasa por el. De las paredes de caliza brota el agua, que cae directamente al río que está más abajo (nos encontramos a un grupo que salía de hacer piragüismo, más tarde supimos que se organizan varias actividades) Primero, al entrar tienes que subir por un camino estrecho que llega directamente al desfiladero, una vez allí no hay marcha atrás porque tienes que subir literalmente por las paredes y el puente es tan estrecho que es imposible el paso para dos personas. Una vez subido tienes que pasar por una de las gargantas que hay en la montaña para llegar al parque, siguiendo el camino de Taxenbach lleva otra vez a la entrada.
Miradores en Bruck an der Großglocknerstraße
Franz Joseph – Hohe
(2)
La Franz Joseph – Hohe es un mirador que está justo enfrente de la montaña Grossglockner (también se la conoce como la Montaña Negra) y cerca del Glaciar Pasterze. Este punto panorámico se pasó a llamar así después de la visita que realizó el Káiser Francisco José en 1856. Se pueden llegar a ver marmotas y cabras montesas, y tiene un museo en el que ofrece información interesante sobre la montaña más alta de Austria.
Pueblos en Bruck an der Großglocknerstraße
Bruck an der Grossglocknerstrasse
Bruck es un municipio en el distrito de Zell am See, en el estado de Salzburgo. El pueblo se encuentra en la región del Pinzgau, en la entrada norte a la carretera alpina del Grossglockner. A la terminación de la carretera en 1935, la ciudad pasó a llamarse "Bruck an der Grossglocknerstrasse" ("Puente en la carretera Grossglockner"). El Grossglockner Alpine Road une las dos provincias austriacas de Salzburgo y Carintia.
Pueblos en St. Michael
Sankt Michael im Lungau
Sankt Michael mi Lungau es un pueblecito austriaco encantador, situado en la región de Salzburgo. El pueblo es pequeño, acojedor, bonito. Super bien cuidado. Yo me alojé en una casa a las afueras, en medio de un prado, con sus balcones de madera y las macetas con geranios de vivos colores. Ideal, jeje. Está muy bien situado, y desde allí visitamos Salzburgo, Linz, Graz, Innsbruck, Viena y Munich. Fui en verano y el pueblo estaba precioso, lástima que aún no tuviera cámara digital y no pudiera derrochar en fotos :P St. Michael también es buen destino en invierno para ir a la nieve, ya que tiene estación de esquí ;) Las fotos, aunque no lo parezcan, son de julio jejeje.
Lagos en Sankt Gilgen
Lagos de Austria
Una zona impresionante, la verdad es que todo es genial, el trato con la gente, los pueblos super cuidados y las vistas son impresionantes. La verdad que vale la pena ir, y yo el año que viene volveré a ver lo que me he dejado. Os van a encantar los lagos y las casas que son todas de construcción típica y guardando un canon. No como aquí, que cada uno hace lo que le da la gana. Espero que os guste.
1 actividad
Calles en Salzburgo
Getreidegasse
(3)
Y es que esta preciosa calle parece tenerlo todo. Desde las mejores tiendas y boutiques de las mejores marcas, para satisfacción y deleite de los más sibaritas ( incluyendo nuestra omnipresente Zara) hasta un Mac Caffé bastante más caro de lo normal, pero siempre lleno, o enormes tiendas de souvenires con todo lo que podais imaginaros. Entrad y saldreis totalmente tiroleses, sin que os falte ningún detalle. En esta calle también esta la casa donde nació Mozart y el pasaje de Roittner, del que ya he hablado, aparte de varios cafés donde disfrutar de la Apfeltorte o la Sacher con un delicioso café Vienés con muuuuucha nata. Pero si nos desviamos un poco de los trillados caminos de la calle, y nos internamos en las callejuelas que se abren a los lados, encontraremos pequeños tesoros como tiendecitas que venden artesanías en madera de haya, delicadas platerías o tiendas de juguetes artesanos, una tradición muy arraigada. Si volvemos a la calle, al final veremos una iglesia que parece surgir de repente, con su característica forma de iglesia tirolesa con un gran y esbelto campanario. Justo a su izquierda, Pferdeschwemme, con sus esculturas y frescos, justo debajo de la montaña. Un recorrido muy completo y ameno antes de enfrentarnos al poderoso castillo de Hohensalzburg.
Cementerios en Salzburgo
Catacumbas y cementerio de Stiftskirche
(7)
Este cementerio, de los más bonitos y curiosos que he visto nunca, tiene de todo, Leyendas, obras de arte, religiosidad hasta el extemo, construcciones arriesgadas y sobre todo mucho encanto. Puede parecer extraño decir que un cementerio tenga eso, encanto, pero cuando se llega a él, después de meterse por varias callejuelas a un lado de la Kapitelplatz y pasar la verja en la pared que franquea la entrada, encontramos un bosque de cruces que cubre un espacio de tamaño considrable, justo a los pies de la fortaleza de Salzburgo, continente de dos iglesias y contenido por altos muretes donde se alojan las últimas moradas de los más excelsos y ricos en vida habitantes de la ciudad. Pero entremos, y dejemos que nos envuelva la sensación de quietud que suele acompañar a las visitas a los camposantos, lugares de descanso eterno que suelen llamar la atención de los vivos, que como yo, buscan si no sensaciones macabras, ese arte funerario que parece ser más fuerte en Centroeuropa, mas delicado, pero más visceral. Dejémonos envolver por las leyendas, como la de Las 7 Cruces, que cuenta cómo el albañil Sebastian Stumpfegger mató y enterró a seis esposas a base de amordazarlas y hacerles cosquillas en los pies, hasta que morían de risa. Por eso nadie supo nunca de qué habían muerto, excepto la última, que pudo escapar y contar la historia... Las cruces del cementerio, en hierro, madera o bronce, llaman la atención por estar adornadas con pinturas inocentes y sencillas, que reflejan un calvario o un nacimiento. Las grandes tumbas de alrededor, nos salen al paso para decir que sus moradores fueron importantes en vida, y también lo quieren ser en la muerte y para toda la eternidad. Grandes, anchas y muy adornadas, sólo se relacionan con las de su categoría, sin querer saber nada de las tumbas de tierra que parecen custodiar. En el acantilado del castillo se esconden capillas y pequeñas criptas que fueron excavadas por ermitaños en la noche de los tiempos, pero que pronto fueron ocupadas por más difuntos, cuando ellos las abandonaron. Las iglesias del cementerio son otra historia que pertenece a otro rincón....
Museos en Salzburgo
Museos del Castillo de Salzburgo
(4)
No solo de castillos y fortalezas vive el hombre, así que después de visitar las partes nobles del bastión de Salzburburgo, dejemos que nuestra curiosidad se vea sorprendida por varios espacios de exposición que en parte, son poco usuales. Por un lado, el museo de armas, con artefactos que van desde la dominación turca hasta la Segunda Guerra Mundial, presenta todo tipo de parafernalia militar, medallas, uniformes, documentos, y un anexo de curiosos instrumentos de tortura, entre los que caben dos dolorosos cinturones de castidad. Mi parte favorita, sin duda, es una puesta en escena de un ataque medieval con flechas suspendidas en el aire y vacíos maniquíes que paracen perseguirnos por la sala. Antes de salir de la fortaleza, un pequeño museo de marionetas, de gran tradición en la ciudad, nos transporta a los feriantes medievales y, como no, a la constante referencia de la película " Sonrisas y lágrimas". Cientos de marionetas, de todas las formas y tamaños, llenan las paredes y techos del museo, y una pequeña tienda nos ofrece la posibilidad de comprar sus réplicas a un precio nada caro.
Plazas en Salzburgo
Plaza de la universidad
(3)
La Plaza de la Universidad, no es grande, pero sí muy coqueta, y parece sacada de la nada, como de retales de calles y pasadizos. Se llega a ella quieras o no, porque corre perpendicular a Getreidegasse y es de obligado paso al venir de ella o al acercarnos a Residenzplatz. Lo curioso de este espacio es lo pintoresco de sus rincones. Lo primero, el frente de la gigantesca iglesia de Kollegienkirche, que desgraciadamente estaba cerrada y que parece que hubiera caido del cielo enmedio de la plaza. Imponente. Lo segundo, los edificios pintados de vivos colores que forman el frente norte de la plaza y que se empeñan en iluminar el espacio frente a lo neutro de la iglesia barroca. Y como complemento tenemos un mercadillo de agricultura y alimentación tradicionales que lo meten a uno de lleno en la vida de la región. Hay que resaltar sobre todo los puestos de quesos, embutidos y chacinas, con precios medios, más o menos como lo que costaría en España un buen embutido. La plaza invita a quedarse y curiosearla, y mezclarse con la gente de la ciudad y los alrededores.
Plazas en Salzburgo
Residenzplatz
(2)
La Residenz fue la "modesta" residencia de los príncipes obispos hasta el siglo XIX. Si ya el exterior impone con su aspecto de palacio fortaleza, el interior, lleno de salones desvergonzadamente opulentos, adornados con tapices y frescos de Rottmayr y la sala donde Mozart, como no, actuó por primera vez en público, a la madura edad de 6 añitos, es realmente apabullante. Si como adición visitamos ( incluida en el ticket) la Residenz Galerie, disfrutaremos de una magnífica colección de pintura flamenca y holandesa. El edificio representa una parte del inmenso poder que llegaron a ostentar los Arzopbispos de Salzburgo, temidos incluso por los propios reyes austriacos. En el patio, una curiosa escultura de aluminio y acero formada por cientos de letras, una fuente de dudoso gusto encastrada en la pared del Palacio, y al salir, una de las paradas de los cocheros en sus rutas turísticas por Salzburgo.
Museos en Salzburgo
Museo de los Títeres
(1)
Este es un lugar realmente mágico, es un museo el cual se puede visitar y ver los títeres de la cultura histórica de Salzburgo, pero de vez en cuando se vuelve a hacer un teatro divertido y espectacular. Muy recomendado.
Palacios en Salzburgo
Palacio de Hellbrunn - Schloss Hellbrunn
(1)
El anfitrión gastaba unas bromas a sus los invitados. Hay asientos de piedra alrededor de una mesa de piedra que lanza agua en el asiento de los invitados , fuentes escondidas que sorprenden, hay un teatro con música que funciona con agua, donde se ven diferentes profesiones, una gruta y una corona que es empujada hacia arriba y hacia abajo por un chorro de agua pero siempre hay un sitio donde no se mojan los invitados......
De interés cultural en Salzburgo
El brazo de San Pedro del Canal Alm
(1)
Antes de entrar y asombrarnos con el bonito e inquietante cementerio de San Pedro, en el mismo escondido callejón, encontramos esta curiosidad. Se trata de un pequeño canal, resto de uno más antiguo y mayor, que los Salzburgueses llaman Alm, desviado a la ciudad. Surge casi de la nada, debajo del gigantesco promontorio pétreo de la fortaleza, encajonado en un callejón. El canal aquí, es muy pequeño, apenas un trecho de 5 metros, gobernado por una noria y vigilado por una talla del santo patrono. Cuando visité el rincón, el hielo y la nieve formaban una pared de cristal a través de la cual, podía verse el agua, con toda su potencia, pasar por la noria helada.
Tiendas en Salzburgo
Pasaje Roittner
(3)
Este pequeño pasaje comercial, que por fuera parece una pequeña puerta a un patio, encierra unas tienditas realmente preciosas y curiosas, llenas de artículos de navidad, aún en febrero, y de multitud de adornos y souvenires típicos, pero de calidad de la zona de Tirol. El es pacio es un simple patio de vecinos, abierto por los dos lados, con lo que se puede cruzar a la calle inmediatamente posterior, pero que tiene tal encanto que invita a quedarse y disfrutar de las menudencias y coloridas miniaturas que venden las contadas tiendas. También hay un establecimiento que nos seduce con trajes y vestimentas tirolesas adaptadas al vestir actual, si vives en Austria, claro, que no me imagino yo en Tenerife con un sombrero tirolés o un pantalón de cuero y paño... Bromas aparte, el sitio pasa desapercibido, como buen rinconcito que se precie, a la mayoría de los apresurados turistas que sólo disponen de un día para visitar la ciudad, así que no está masificado y lo podemos disfrutar con toda tranquilidad.
Iglesias en Salzburgo
Iglesia de San Pedro - Stiftskirche St Peter
(3)
Aunque lo normal es acceder a esta pequeña gran iglesia por la plaza de San Peter, nosotros lo hicimos por un lado, ya que estábamos todavía absortos por las sorpresas que nos había deparado el cementerio en el que se encuentra. Por fuera parece pequeña, casi del mismo tamaño que la otra iglesia que la acompaña en el camposanto, pero una vez que entramos, su tamaño parece multiplicarse por dos o por tres. Los techos con frescos recientemente restaurados, llaman inevitablemente nuestra atención, sobre todo, porque mientras andamos por el templo vemos como hay partes que todavía conservan sus frescos originales, sin restaurar. En el edificio, continúa ese estilo naif y un poco infantil que encontramos en las cruces del cementerio, ya que en algunos rincones se ven pinturas inocentes y coloridas sobre la crucifixión y la resurección. Al margen de todo el boato barroco que cubre techos y paredes, aparece un elemento recurrente sobre todo en la ciudad de Salzburgo, me refiero al Nacimiento. En un lado, a la derecha del altar, encontramos una representación de un Belén, cubierto con unos cristales, que siguen la tradición traída desde Nápoles por los nobles y artistas que vinieron a Austria. Antes de abandonar la iglesia, en un lado, a la derecha de la salida, hay un altar montado, que veis en la última foto, al que no le he podido encontrar explicación...
1 actividad
Ayuntamientos en Salzburgo
Antiguo Ayuntamiento
(1)
Cuando entramos en le casco antiguo de Salzburgo, y llegamos a esta estrecha calle de Getreidegasse, que luego se ensancha y se convierte en la arteria comercial de la ciudad vieja, obligatoriamente debemos pasar por lo que muchos consideran una iglesia, pero que fue durante muchos años el Ayuntamiento de Salburgo. El actual se encuentra en el Palacio de Mirabel, por lo que el que nos ocupa permanece olvidado y formando parte del decorado de la ciudad. En sus inicios fue una casa burguesa, de un rico comerciante de la ciudad, pero más adelante, el consejo de la ciudad la adquirió como sede legislativa y juzgado, como se puede comprobar por la estatua de la justicia que adorna su entrada. Por la noche, la torre servía como torre de vigilancia y lo que muchos no saben es que el mecanismo de su reloj parece ser el más viejo de toda Austria. Hoy en día, se utiliza en casi su totalidad, para eventos culturales y exposiciones, lo que ha supuesto una revitalización de este precioso edificio barroco, que fue de gran importancia como sede del poder popular frente al inmenso gobierno de los príncipes obispos de Salzburgo.
Museos en Salzburgo
Museo de Arte Moderno - Mönchsberg
(1)
Espectaculares panorámicas desde el café del Museo de Arte Moderno. Buen servicio y buen lugar para disfrutar de un delicioso apple strudel con café y/o chocolate caliente.