MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué hacer en Puebla de Valles

18 colaboradores

9 lugares turísticos de Puebla de Valles

Pueblos en Puebla de Valles
Puebla del Vallés
(2)
Puebla de Vallés es un pintoresco pueblo de Guadalajara cuyos habitantes son conocidos como los "coloraos" en honor a las rojizas hoyas que ocultan el pueblo a primera vista. Se trata de un pueblo de los de toda la vida. Con sus dos bares típico, su Iglesia, la de San Miguel que podría ser perfectamente la de un pueblo de 5.000 habitantes y su Olivo milenario que preside una improvisada plaza y nos habla de la solera del pueblo. Es un lugar realmente tranquilo para escaparse de Madrid (perfecto para incluir en mi blog "A 100 Km de Madrid www.Minube.Com/viaje/a100km, especialmente si te quedas en alguna de las dos casas rurales que guarda el pueblo. Yo estuve hace algún tiempo en el Vallejo, en la casa pequeña con mi mujer y mi hija muy pequeña. Los muros de piedra, la quietud y tranquilidad del pueblo y un acogedor sofá con una cálida manta, hicieron que la estancia fuese inolvidable. Si a esto sumamos una atención exquisita de la propietaria y el yakuzi, os podréis imaginar mis ganas de repetir, espero que muy pronto. Un único pero... Si vais con carrito para el niño, subir a la preciosa habitación abuhardillada puede ser una misión para culturistas...
De interés turístico en Puebla de Valles
El camino de la Huelga
Desde la casa rural La Vereda de Puebla, disfrutamos de un maravilloso y auténtico bosque a orillas del Jarama, cruzado en solitario por el Camino de la Huelga y por quienes buscamos naturaleza en estado puro. Salimos del pueblo por la calle Soledad, pasamos la ermita y seguimos el camino del arroyo, entre huertos y olivos. En 15´ llega al Arroyo del Lugar y tomamos a la izquierda, bajo robles encinas y algunos nogales hasta la chopera del arroyo de Valdelacasa (5´). El camino se divide y tomamos a la derecha hacia la casa de los motores, de finales de los cincuenta. Aún se conserva en uso la casa del mecánico y ruinas de la caz, sifones, acequias,….La pista va entre chopos y zarza, salpicados de parras silvestres. Cruzamos la reguera que va a la Cespedera y llegamos a un claro desde el que oye el Jarama. Desde aqui accedemos al bosque de alisos, fresnos, olmos, chopos, álamos, tarajes,… A los lados del camino zarzas, jaras, vides silvestres, enredaderas, madreselvas, plantas de ribera, ... En el suelo raíces hojas húmedas, enredaderas, setas blancas …. El camino coquetea con el Jarama, unas veces lo tenemos a la vista y otras se aleja, pero se oye su canto. Hay muchos rincones para relajarse. A nosotros nos gusta el jardín japones. La ruta termina en la vega, donde se une al camino de la Cespedera. La vuelta por el mismo sitio.
De interés turístico en Puebla de Valles
La casa encantada de Puebla de Valles
Vamos desde la casa rural la Vereda de Puebla hasta el bar de Mateo, junto al parque deportivo. De ahí sale la vereda, paralela al Arroyo del Lugar, entre chopos y pinos. Seguimos el camino un pequeño regajo a la derecha. Desde aquí la imagen de Puebla de Valles es muy hermosa. Una sendita sube hasta la casa del Icona, en alto sobre el cauce del arroyo. Estamos en la casa encantada, donde según la leyenda, pasa las noches la “dama del pinar”. Aunque la casa está en ruinas, conserva la estructura de las casas de los cincuenta para guardas y peones camineros, con agua corriente y aseo. Al lado, la zahúrda y la leñera. Volvemos al arroyo y la vereda continua hacía el este hasta llegar a la represa. Aquí el camino se funde con un pedregal imponente. Un corto paseo por el pinar desde aquí, es muy gratificante. La vuelta por el mismo sitio.
De interés turístico en Puebla de Valles
El pozo de la Roca
Ubicado al final del cañón, justo cuando el Jarama remansa sus aguas, junto a una playa natural rodeada de alisos, fresnos y álamos, el Pozo de la Roca es un lugar mágico, además de bello. La ruta es un suave descenso hasta la orilla del río, siguiendo el cauce del Arroyo del Lugar y bordeando las terrazas arcillosas del Cuaternario. En las tardes de verano además obtendremos baño, puesta de sol, y observación de las estrellas. Bajamos de La Vereda de Puebla hasta la calle Soledad que nos saca del pueblo; pasamos la ermita y avanzamos entre olivos "centenarios”, a media ladera. A la derecha dos cárcavas rojizas, el Malaño y el de Los Adobes, con represas para detener la erosión. De frente Lomo Gordo, con media luna en lo alto. La pista baja al cauce del arroyo entre olivos y giramos a la derecha. Sobe la arcilla lateral capas de yeso blanco muy quebradizo; estamos en “cerro del yeso”. Pasamos bajo una noguera mientras el camino va paralelo al Jarama; hay huecos suficientes para acceder a rincones junto al río, de aspecto muy variado: playas, juncales, praderas, cañizales... La pista se aleja del río y llega al cruce con el camino de la dehesa; seguimos hasta un pedregal sembrado de olivos, donde la senda desaparece al borde del cañón del Jarama. A la izquierda una vereda baja la cuesta y cruza la chopera; a cien metros encontramos el Pozo de la Roca, una playa natural. La vuelta por el mismo camino, con imágenes de la vega del Jarama y los montes.
Miradores en Puebla de Valles
El mirador del Mego
Los arroyos del Lugar y del Mego se unen para llegar juntos a Puebla de Valles. En medio dejan una V, cuya cresta supera mil metros: es la loma del Mego, con cárcavas arcillosas y muy bellas. Un camino recorre entre pinos la loma desde la carretera de Tamajón y termina en lo alto de una carcava impresionante: es el Mirador del Mego. Vistas espectaculares de cárcavas, Puebla de Valles y las pequeñas Médulas, encima Valdepeñas y las estribaciones de Somosierra. La pista nace en el km 17,200 justo en el apartadero. Encontramos robles entre los pinos, supervivientes de la dehesa anterior a la repoblación. Tras un paseo de 25´ llegamos al mirador; la vuelta por el mismo sitio.
De interés turístico en Puebla de Valles
El mirador de la reina
Mirador colgado ubicado de una cárcava roja que ofrece unas vistas espectaculares del pinar de Puebla y sus cárcavas, Matarrubia, Puebla de Valles y las pequeñas Médulas, Valdepeñas de la Sierra y la vega del Jarama, la dehesa y Valdesotos, las cárcavas del pinar... En segundo plano, la Campiña, Somosierra, la Sierra de la Concha y Peña Cabezas. Valdesotos aparece escondido entre montañas. Desde La Vereda de Puebla se accede a la carretera de Puebla de Valles en dirección a Valdesotos. A 1/2 km un camino sale a la derecha y sube hacia el pinar. Arriba a la derecha sale la pista que va al mirador de la reinatres minutos. La vuelta por el mismo sitio.
De interés turístico en Puebla de Valles
Las pequeñas Medulas
Salimos de la Vereda de Puebla para tomar la carretera de Tamajón; subimos la cuesta hasta la segunda curva, encajada entre paredes arcillosas. En diez minutos estamos en el depósito de agua, que viene desde el Jarama. Junto a él sale un camino que tomaremos siempre a la derecha, hacia la cresta de la loma que vigila al pueblo. Una subida con 100 m desnivel con vistas espectaculares de la Sierra de la Concha, el pinar y el mirador de la reina a la derecha. A la izquierda el arroyo del Lugar, los huertos, el inicio de la vega y el cerro de Lomo Gordo, mientras las Pequeñas Médulas y sus espectaculares crestas nos observan. A la espalda nos queda el arroyo de Valdelacasa, y sus tres caminos con besanas de olivos, nogales y frutales. Ahora la pista sube escoltada por jaras y las “Pequeñas Médulas”. Continuamos entre olivos y pinos, mientras mantenemos vistas espectaculares de nuevos horizontes: Valdepeñas de la Sierra, la iglesia de Casa Uceda y el Cerro de San Pedro, próximo a Colmenar Viejo. En días claros se observan el Pico de la Miel, Somosierra, la sierra de la Concha, Valdesotos, la ruta verde, el Ocejón, incluso las torres de la Castellana. La vereda bordea un campo de olivos y almendros, desde donde se contemplan unas maravillosas puestas de sol al que acuden los corzos. El paseo ha terminado, solo queda volver por el mismo sitio.
De interés turístico en Puebla de Valles
La Ribera, entre el Jarama y el Sorbe, en la Sierra Norte de Guadalajara
(1)
La Ribera es zona de transición entre la Campiña y la Sierra Norte de Guadalajara, con un carácter propio que la definen. Doce pueblos: Almiruete y Muriel, Apedrete de la Sierra, Beleña de Sorbe, La Mierla, Puebla de Beleña, Puebla de Valles, Retiendas, Tamajón, Tortuero, Valdesotos y Valdepeñas de la Sierra. De escasa población permanente, cobra vida los fines de semana, por su cercanía a Madrid (apenas 1 hora). Su historia, costumbres, fiestas populares (botargas y mascaritas, romerías) y el carácter de la gente invitan a visitarla. Tiene una riqueza monumental, pasajística y etnológica excepcional. Pero, sobre todo, La Ribera sabe auténtica.
Reservas Naturales en Puebla de Valles
El Pozo oscuro
(1)
Desde el Pozo de la Roca subimos la cuesta y seguimos de frente en paralela al cañón; a pocos metros aparece el Pozo Oscuro, identificable por una gran roca con una cueva que se sumerge en el agua. Chopos y alisos dan sombra a una playa de agua dulce, a la que se baja por una sendita y ofrece una visión intimista del cañón. Excelente lugar para el baño. De vuelta arriba seguimos de frente hacia el roquedal del Marralín y sus cuevas, algunas visitables. Desde aquí la imagen del cañon resulta espectacular.