Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Estamariu?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Estamariu

7 colaboradores

3 lugares turísticos de Estamariu

Pueblos en Estamariu
Estamariu
(2)
Estamariu es de esos lugares donde la naturaleza consige que te sientas pequeño. Impresionante pueblo del prepirineo leridano a tan sólo 15 km de la Seu d'Urgell. Ubicado en lo alto de una colina, ofrece una imágenes puras, de un verde cautivador. Es de esos pueblos de antaño. El pueblo, pueblo. Sin estridencias. De esos pueblos que no necesitan crear nada artificial para tener encanto, ya que por si mismo merece ser visitado. De mis lugares favoritos para desconectar, para hacer rutas, para inspirarme. Sitio para sentirte conectado con la naturaleza y contigo mismo. Bello, bellísimo rincón. No os lo vais a creer, pero me ha costado ponerlo porque es de esos sitios que te guardas como un tesoro y esperas que no sea descubierto.
De interés turístico en Estamariu
Eje Pirenaico
(1)
Existen muchas formas de atravesar los Pirineos. Dependiendo del vehículo con el que se haga, o si se hace a pie, y de la época del año, las variantes son infinitas. En este caso vamos a hablar de hacerlo por asfalto y carretera estrecha. Se trata de recorrer de principio a fin la N-260, que comienza en la frontera con Francia, pegando con el Mediterráneo, y termina en Jaca. Esta ruta se llama Eje Pirenaico o quizá mal llamada Transpirenaica por asfalto. En total son unos quinientos kilómetros en los que se ascienden puertos como La Molina, El Cantó o Creu de Perves. Muchas curvas, paisajes montañosos, pequeños pueblos y decenas de hoteles y casas rurales donde pernoctar. Un destino cercano y muy recomendable.
Iglesias en Estamariu
Iglesia San Vicente de Estamariu
En la puerta tienes el teléfono de Pere, vino después de dar de comer a sus vacas, la cosa es que llovía a cántaros, pero la espera valió la pena. Es una bella iglesia románica en la misma carretera datada en el siglo X. Antes tenía tres naves, hoy quedan dos, y su ábside con arcos lombardos. Lo mejor son sus pinturas, estas originales y descubiertas bajo capas de cal. La fundación creada para ello conservó y rehizo este templo que llegó a estar en casi total ruina. El Museo Nacional de Cataluña atesora el retablo gótico que aquí estaba.