Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Villarmentero de Campos?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Villarmentero de Campos

2 colaboradores

lugares turísticos de Villarmentero de Campos

Pueblos en Villarmentero de Campos
Villarmenteros de campos
(1)
VILLARMENTERO Vuestra sugerencia animándome un poco a escribir sobre Villarmentero, la asumo. Aquí os dejo mi impresión. Llegué con mi mujer el 8 de octubre de 2013 por la mañana a la Casona de Doña Petra. Nos recibió Luís Santiago. Venía de trabajar de su nave (a unos 100 mts. del hotel). Simultanéa su cargo de labrador con el de hostelero, (ah, que se entienda: labrador moderno). Nos llamó la atención su versatilidad: unos minutos antes con su tractor o herramientas propias del agricultor, y en unos instantes se transforma y cambia de sector. Nos atiende con la ceremonia del protocolo del Chek-in de llegada con la amabilidad proverbial que se usa en estos menesteres (inscripción, llenado de fichas, manejo de correos electrónicos y demás requisitos de esta índole) mostrando pericia en este cometido (no hay que olvidar que venía de su almacén y que hay que imaginárselo cambiándose el mono de faena por las ropas de conserje o director, naturalmente, todo este apunte es virtual). Nos mostró un mapa de la zona, señalando lo que él pensaba que deberíamos visitar: iglesias portentosas, todas con sus señas de identidad por delante: EL ROMANICO; monasterios, canal de castilla, villa romana La Olmeda, Frómista, Carrión de los Condes, Astudillo, Villalcázar de Sirga, etc. Y muy especialmente la Catedral de Palencia. Visitamos casi todo lo que nos indicó, incluido Villarmentero (como no podía ser de otra manera). Lo hicimos a última hora del miércoles. Por el centro del pueblo pasa la carretera de Frómista a Carrión de los Condes. Despertó enseguida nuestra atención el flujo de peregrinos que circulan continuamente por el camino de Santiago. Una estampa pintoresca muy llamativa. Portaban sus mochilas y sacos de dormir. El pueblo tiene poco más de una docena de casas habitadas. El resto de casas y naves estaban cerradas (el transcurso de los años, ha dejado su huella: están muy deterioradas; la mayoría abandonadas). Tiene poco que ver . sin embargo, su iglesia no podía faltar. Había que echar a volar la imaginación para visualizar y crear un cuadro de pueblo de otras épocas con sus habitantes dedicados a la agricultura (la única actividad) con sus yuntas de mulas, vacas, ovejas y otros animales. Es decir, una recreación de la vida de otros tiempos con las rutinas y faenas de sus gentes. Con este aluvión de ensoñaciones. me retrotráigo a la impresión que la presencia de Luís me produjo el día de la llegada a Villarmenteros. Constato la transformación que se ha operado en todos los pueblos. Pasar de un estadio de vida con hábitos tan arcáicos, perpetuándose por siglos (los avances en todos los órdenes y rangos de la vida de estos pueblos, eran lentísimos) . Se ha pasado del uso de una nomenclatura tan ofensiva y degradante, llamando "criados" a los trabajadores, siendo una forma habitual de trato vejatorio y común en su empleo a un nuevo estado socilógico, que parece un nuevo amanecer de ciudadanos, que ahora con gran celeridad se connaturalizan con su entorno. Asimilan muy rápido la formación que se les ofrece. Las nuevas tecnologías agrarias (maquinarias y herramientas sofisticadas) han jugado un importante papel en el desempeño de las labores del campo. Preparación de la tierra, siembra, recolección de las cosechas, logística y contactos adecuados para situar sus productos en los mercados, son facetas que ya forman parte del ideario del agricultor moderno (que ya lo son todos). Antes Villarmentero con sus 7 km2 de superficie, necesitaba sólo para la recolección de sus cereales toda una campaña (es decir, todo el verano), ahora en unos días sus trigos y cebadas, quedan procesados y listos para su venta. Nuestro hombre -Luís- pasa en un abrir y cerrar de ojos de labrador a hostelero. Es el paradigma claro de esta metamorfosis. Está debidamente preparado para manejar ordenadores (con cierto conocimiento de informática y diestro -si procede- para funciones administrativas) y naturalmente, estando presente en el sector agrario, la razón primordial de su ocupación (lo lleva en su genética de hombre de campo: Sus antepasados eran agricultores). Y por último, comentar que a primera hora de la mañana (después de un buen desayuno) salíamos a la calle. Aquí, (casi en la misma puerta del hotel) se produce un impacto que enseguida te llena los sentidos: el relente de la noche produce un vapor que con su frialdad se condensa en la atmósfera en menudas gotas de rocío que se posan sobre la tierra, hierba y plantas, creando un efecto placentero en nuestro espíritu, una sensación de confortabilidad: una pequeña nota de belleza. Nuestro viaje por estas tierras, ha quedado bien prendido en nuestra retina: ha sido maravilloso. Y nada más. Muchas gracias por publicar estas líneas. Un fuerte abrazo, Luís Díaz Santiago