Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Fougères?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Fougères

14 colaboradores

5 lugares turísticos de Fougères

Castillos en Fougères
Castillo de Fougères
(4)
Ya hay noticias en el año 1030 del castillo. Durante la guerra de los cien años se apoderan de el los ingleses, y en 1470 Pierre de Refuge, tesorero de Luis XI, lo convierte en una auténtica fortaleza tal como lo podemos verla hoy en día. En el siglo XVI su nieto le añade elementos renacentistas dándole ese aspecto tan palaciego que lo asimila a nuestro castillo-palacio de Olite, en Navarra. Esta fortaleza mantiene la distribución interior de finales del XV, así como las disposiciones militares. Es un precioso lugar, como no, Monumento Nacional, en un animado pueblo que merece una indispensable visita.
Pueblos en Fougères
Fougeres
(4)
En cuanto uno llega a Fougères, lo primero que ve es una impresionante silueta de granito. Y sin saberlo, estás ante mil años de historia. Pasear por las calles del casco antiguo, el barrio más antiguo de la ciudad, resulta agradable ya que la temperatura suave te invita a descansar en las terrazas de algunos bares y cafés para probar algo de gastornomía típica bretona. Entre sus casas medievales de entramado de madera, la vida de Fougères parece seguir un ritmo constante. Para sumergirte en la época dorada de Fougères, debes ver el espectáculo de luz y sonido que ilustra la visita del castillo y narra la historia desde el año 1000 al 1500. Fougères también es verde. Hay numerosos parques y espacios naturales como el jardín público que corona el barrio medieval, alrededor de la iglesia de Saint-Sulpice, o las dos hectáreas de Val Nançon a las que se accede desde el castillo por la callejuela de Vaux.
Iglesias en Fougères
Iglesia de Saint Léonard y el Jardín de Plantes
(1)
En la parte alta de esta ciudad medieval se encuentra el Ayuntamiento, la Iglesia de San Leonardo y el JardIn des Plantes. Yo dejé el coche a la puerta de la Iglesia y atravesé la parte comercial y su animado mercado sabatino para llegar a la oficina de información turística (al lado del teatro) y bajar al castillo, y para volver subiendo por el jardín. La opción inversa es igual más recomendable, ya que la subida por el parque es acentuada, y peor si llueve a cántaros. La Iglesia de San Leonardo tiene su origen en el siglo XII, aunque ha sido remodelada con posterioridad, en época estival es posible acceder a lo alto del campanario desde donde las vistas son de escándalo, sino asomaros a este parque anexo desde donde las vistas del castillo son preciosas.
Pueblos en Fougères
Bretaña francesa
(1)
Un lugar de cuento que parece detenido en el tiempo...
Iglesias en Fougères