Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Limoux?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Limoux

22 colaboradores

9 lugares turísticos de Limoux

Monumentos Históricos en Limoux
El puente Nuevo - "Le pont neuf"
(2)
El puente nuevo "le pont neuf"es, a pesar de su nombre, el más antiguo de la ciudad de Limoux que conectan las "dos ciudades", ya que la villa queda totalmente dividida por el río Aude. Data del s. XV y en sus inicios era totalmente de madera. Ofrece unas vistosas panorámicas del río que hace de espejo al casco antiguo de la ciudad, presidido por la Iglesia de Saint Martín.
Iglesias en Limoux
Iglesia de Saint Martin
(2)
Bellísima iglesia de diferentes estilos. Encontramos desde el románico hasta el neoclásico en su interior, fruto de constantes transformaciones. Emblema y punto más alto de la ciudad de Limoux nos deja una preciosa imagen desde la orilla contrario del río Aude, el cual hace de espejo para reflejar esta interesante villa. Dentro de la iglesia me encantaron los juegos de luces que producian las modernas vidrieras con los rayos de sol.
Iglesias en Limoux
Église Notre-Dame de Marceille
Iglesia Notre Dame de Marceille, una construcción gótica de los siglos XIV y XV. Está dedicada al culto de la Virgen Negra de Marceille.
Ciudades en Limoux
Limoux
Hemos llegado a esta apacible ciudad del Languedoc en busca de uno de sus productos más conocidos y apreciados: La Blanquette, un delicioso vino espumoso parecido al Champagne que fue credo en el S XVI tras un descubrimiento fortuito de un monje benedictino. Además de ser otra de las ciudades cátaras inscritas en nuestra ruta ;-). La ciudad es actualmente conocida por su vino, pero sobre todo por sus flores ya que está reconocida como "Ciudad Florida", en otra de esas etiquetas que Francia otorga como reconocimiento turístico a sus poblaciones. Limoux cuenta con un delicioso casco antiguo, pero sobre todo sobresale la bella estampa de postal que nos regala el río Aude y su Pont Vieux. Nosotras hemos callejeado en busca de alguna bodega donde degustar y comprar la Blanquette y hemos acabado la jornada sentadas en su ambientada y bulliciosa plaza mayor, repleta de soportales y terrazas con un delicioso vino espumoso bien fresquito!.
Cañones en Limoux
(2)
Museos en Limoux
Iglesias en Limoux
Eglise de l'Assomption
Una iglesia con encanto especial, mientras callejeábamos por el centro de Limoux, la esbelta e impoluta figura de la Asunción nos ha enganchado enseguida. Su peculiar y particular estilo hace que enseguida te sientas atraída por este bello edificio que no hemos sabido catalogar en ningún estilo, pero que a la vez te recuerda a todos, toques románicos, renacentistas, e incluso algo de gótico. La perfecta acústica y luminosidad de su bóveda hacen de ella una afamada "sala" para conciertos en la ciudad. Cercano a ella se encuentra uno de los museos más afamados de Limoux: el de los autómatas.
Fiestas en Limoux
El Carnaval
Hay lugares en el mundo que no saben que hacer para convertirse en el centro de atención del turismo. Muchos fracasan, pero unos pocos como este pueblecito del Languedoc-Rossillon en el sur de Francia, lo consiguen. Para ello en Limoux han recreado un Carnaval que cuenta con 400 años de historia, y lo han prolongado a lo largo de todos los fines de semana que van de enero a marzo. Es por tanto el Carnaval más largo del mundo. Y se lo toman muy en serio. Cada fin de semana el centro del pueblo, entre la plaza del Ayuntamiento y la iglesia, se llena de comparsas, chirigotas, bandas de música, desfiles, conciertos y toda la parafernalia festiva de un carnaval que se aprecia sentido y vivido por sus habitantes. Realmente es digno de ver el espectáculo que montan hombres, mujeres, niños, mayores y ancianos acompañando las comparsas, desfilando, cantando, bailando y disfrutando de lo lindo. Pero la última noche del Carnaval, la Noche de la Blanquette, es cuando definitivamente se tira la casa por la ventana en un desparrame general del vino espumoso típico de Limoux, su otra seña de identidad. Ya sabéis, si estáis en esta región de Francia o cerca,el Carnaval de Limoux no os va a decepcionar.
Museos en Limoux
Museo de Autómatas
Viaje a la Francia de los Cátaros En nuestro viaje a la Francia de los Cátaros ,encontramos uno de esos lugares donde a través de unos personajes, que parecían cobrar vida, atravesamos el espejo de la fantasía. Hoy viajamos al Museo de autómatas de Limoux. Limoux, es una pequeña ciudad de la región del  Languedoc-Rosellón,conocida mundialmente por su vino espumoso, antepasado del champagne, y su carnaval tradicional que lleva celebrándose sin interrupción desde la Edad Media. En el casco histórico una bonita plaza porticada con coquetas tiendas de lavanda y jabones naturales, entre bonitos recuerdos y artesanía, nos dan la bienvenida. http://miruta.es/el-museo-de-automatas-de-limoux/