Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Neufchâtel-Hardelot?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Neufchâtel-Hardelot

29 colaboradores

11 lugares turísticos de Neufchâtel-Hardelot

De interés cultural en Neufchâtel-Hardelot
La Biblioteca
Si olvidó meter en la maleta algo para leer durante sus vacaciones (algo que a mí me ocurre muy a menudo), le recomiendo que vaya a la biblioteca de Hardelot. Situada justo en el centro de la ciudad (es inevitable fijarse en su fachada y en sus vitrinas llenas de novelas), es el lugar de relax que necesita. Gracias a la buena voluntad y al trabajo de sus voluntarios (por no mencionar el apoyo de la alcaldía, que le ha cedido las instalaciones de forma gratuita), se pueden encontrar, entre sus muchos estantes, todo tipo de novelas, cómics, revistas y prensa que se puede tomar prestada o leer en el propio local. Tanto si se es residente durante todo el año como si se está de vacaciones, por unos pocos euros cualquiera apuede comprar el abono que más le convenga. Además, Claudine, la presidente de la asociación, le guiará en sus decisiones y le hará compartir su pasión por la lectura. Un momento de relajación que nos permite apreciar las vacaciones disfrutando del tiempo libre.
Castillos en Neufchâtel-Hardelot
El Castillo
El encantador castillo Hardelot está en el municipio de Condette, a unos 10 minutos en coche del centro de la ciudad. De estilo a la vez gótico y Tudor (estilo arquitectónico considerado como culmen de la arquitectura medieval británica), este magnífico castillo acaba de ser objeto de un lavado de cara. De hecho, su renovación se completó en el verano de 2009. Desde que el Consejo General se convirtió en su orgulloso propietario, este lugar se ha convertido en un centro de la cultura Franco-Británico y alberga numerosas exposiciones tendentes a divulgar entre el gran público las figuras de los personajes que han marcado la región. En verano hay una pantalla gigante (de acceso gratuito para todos) en el patio del castillo, en la que por las noches se proyectan películas. En 2010, el interior del castillo acogió una exposición temporal sobre Churchill. Yo lo descubrí con gran interés, a través de numerosas fotografías, vídeos documentales, y de las cartas y pinturas que poseía. Parece que 2011 será el año de Dickens.
Reservas Naturales en Neufchâtel-Hardelot
Paseos naturales
(1)
La ciudad de Hardelot es punto de partida de numerosas excursiones: las hay para todos los públicos, más o menos largas, y con diferentes niveles de dificultad. Entre la playa, el bosque y el campo, el camino a lo largo de la costa de Ópalo resulta muy agradable. Para entender algo más sobre cómo la ciudad de Hardelot se ha integrado en su entorno, le recomiendo hacer un recorrido muy accesible, el sendero de las dunas de Ecault. A lo largo de sus 11 kilómetros (2h45 a pie), tendrá la ocasión de recorrer a un tercio de la ciudad. Para los tienen la forma necesaria para hacer una excursión más larga, recomiendo el camino de las Colinas: durante sus 20 km (aproximadamente 5 horas de caminata con un importante desnivel), el camino le llevará a descubrir el bosque de Hardelot, el asentamiento feudal y el antiguo gredal. En el municipio y sus alrededores hay otras muchas rutas que se pueden hacer; para cualquier aclaración le recomiendo que vaya a la oficina de turismo de la Hardelot (en el número 476 de la avenida Francisco I).
Ciudades en Neufchâtel-Hardelot
La estación central
El municipio de Hardelot es un famoso lugar turístico del norte, donde todo está preparado para recibir a los visitantes como se merecen. De hecho, desde hace varios años, el municipio ha decidido reacondicionar la ciudad a través del centro de la ciudad y de sus costas, dotándola de varios aparcamientos gratuitos (cosa rara hoy en día). El centro de la ciudad, bastante asequible por su tamaño, es un lugar animado por sus comercios variados: verduleros, carniceros y charcuteros, pescaderos, panaderos, vendedores de helados, peluqueros… todo aquello que se pueda necesitar o que a uno le pueda apetecer!. La vida en el centro de la ciudad gira esencialmente en torno a la avenida de Francisco I, la plaza de la Concordia y la avenida de los Ingleses. Ya sea para almorzar o cenar, le costará elegir entre las muchas cervecerías, creperías o pizzerías que hay. El centro de la ciudad es, sencillamente, un centro de ocio para disfrutar con amigos tomando algo en una de sus soleadas terrazas.
Reservas Naturales en Neufchâtel-Hardelot
El jardín de los ninos
Ubicado a 10 minutos andando del centro de la ciudad de Hardelot, el jardín de Les Enfants es un lugar cerrado especialmente dedicado a los niños. Situado entre múltiples árboles que dan sombra y que lo protegen del viento, sus pequeños podrán disfrutar de las numerosas zonas de juegos al aire libre de que dispone. Balancines, toboganes, redes para trepar y cabañas que constituyen la decoración ideal para imaginar las mil y una aventuras. Además, la amplitud de los espacios permite organizar partidas de juegos de pelota (que obviamente están permitidas). Los padres, cómodamente sentados en uno de los múltiples bancos que hay en el jardín, pueden disfrutar del sol mientras vigilan a sus hijos. Por último, unos pocos datos prácticos que hay que tener en cuenta: hay una fuente de agua potable, y servicios instalados a la entrada del jardín, perfectos para que sus hijos puedan disfrutar de sus ratos de juego durante más tiempo.
De interés turístico en Neufchâtel-Hardelot
La playa y el muelle
Después de pasar una agradable mañana callejeando por Hardelot, me entraron ganas de tumbarme en la playa para tomar el sol y leer un poco. Para ello, seguí el dique norte hasta la gran playa que se encuentra a 5 minutos a pie del centro. El paseo marítimo que se extiende hasta más allá de donde alcanza la vista, parece bastante reciente y original, salpicado de pequeñas setas azules. Se trata de lindas cabinas blancas con rayas azules (y no la casa de un escarabajo), diseñadas por Louis Cordonnier, perfectamente alineadas unas tras de otras. Cómodamente sentada en mi toalla, la arena me pareció fina y cálida. Oyendo las risas de los niños me dí cuenta de que estaba sentada cerca del club Pomme d'Api y del Club de los papúes, donde los niños, siempre llenos de energía, pueden saltar desde los trampolines o en castillos hinchables. En esta inmensa playa los niños pueden disfrutar como enanos, sacando el máximo partido tanto al espacio como a los juegos.
De interés deportivo en Neufchâtel-Hardelot
Base náutica
Una vez se llega a la base náutica resulta difícil elegir una de entre las muchas actividades que hay: vela, carrovelismo, catamarán, kayak, kitesurfing, windsurf... Afortunadamente, Grégory, uno de los monitores del club de Drakkars (una asociación de propietarios y amigos amantes de los deportes de deslizamiento), estaba ahí para responder a mis preguntas y darme buenos consejos que encaminaron mis pasos hacia un paseo en un carro de vela por la Costa de Ópalo. Ataviada con un casco y traje de neopreno, estaba lista para entrar en mi carro y disfrutar de emociones fuertes en las playas del norte, que se extienden hasta más allá de donde llega la vista. Apenas subí, el viento me empujó, deslizándome a toda velocidad sobre la arena hasta que mi carro se quedó sobre dos ruedas. Al principio los acelerones me daban un poco de miedo (me habían hablado de puntas de velocidad de 50 a 60 km/hora, cosa que pude confirmar!); pero finalmente la bestia no fue tan difícil de domar. Así que, yo que quería una actividad movida, realmente la encontré…
Bares de Copas en Neufchâtel-Hardelot
El Grand Café
Después de callejear por el centro de la ciudad de Hardelot, el hambre nos condujo hasta el Grand Café. Esta cervecería, típica de las ciudades de la costa de Ópalo, ofrece una carta variada y de calidad. Leyéndola se me antojaron todos los productos y especialidades locales que contenía. Pero, como nunca había venido al norte, me decidí por degustar el Welsh. Pero, ¿y eso qué es? ¿Tienen algo que ver con ello nuestros vecinos ingleses? Pues bien, lo cierto es que sí. Se trata de un plato caliente de origen británico compuesto esencialmente por queso cheddar fundido en cerveza. Hay muchas versiones de Welsh!! Se puede combinar con todo tipo de ingredientes. Yo pedí un Welsh de jamón y huevo, es decir, compuesto por una loncha de pan tostado cubierta de jamón, un huevo y queso cheddar, todo ello dorado al horno. Para acompañar este plato, unos fritos del norte, y degustar una cerveza local y artesanal fabricada por la cervecería en dos tiempos.
Campos de Golf en Neufchâtel-Hardelot
Los 2 campos de golf
El municipio de Hardelot cuenta con dos magníficos campos de golf, el "Golf des Pins" y el "Golf des Dunes”. Ambos constan de 18 hoyos. Están situados a unos 2 km uno del otro. Tuve la suerte de poder recorrer estos dos magníficos campos de golf en el carrito de golf, lo que hace que la experiencia resulte realmente divertida cuando uno no está acostumbrado. El campo de Golf des Pins, construido en 1934, es una referencia para los golfistas franceses y extranjeros. Alberga importantes eventos, tanto profesionales como amateur. Su recorrido requiere una gran habilidad técnica, pues transcurre entre lagos y montañas lunares, obligando a los jugadores a multiplicar su atención. El golfista avanza por un magnífico bosque de pinos de cuatro siglos de antigüedad, rodeado de hermosas residencias. El Golf de Dunas, aunque mucho más joven que su vecino de los pinos (se abrió en el año 1991), me encantó por sus parajes arbolados. Desde las dunas, el paisaje es soberbio. También cuenta con un campo de prácticas, para que los amantes del golf puedan mejorar su juego.
Campos de Golf en Neufchâtel-Hardelot
Playas en Neufchâtel-Hardelot