Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Pornichet?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Pornichet

47 colaboradores

19 lugares turísticos de Pornichet

Bares de Copas en Pornichet
El Bidule
(5)
El Bidule es toda una institución en Pornichet, y probablemente uno de los lugares más visitados de la ciudad. Es un famoso bar de vinos donde turistas y locales se reúnen a mediodía, por la tarde o los fines de semana. Su particularidad radica en el hecho de que sólo se bebe vino: moscatel o vino de Banyuls, todos con la etiqueta Bidule, y a 1,60 euros cada uno. No obstante, también hay bebidas sin alcohol y cerveza. No hay mesas ni sillas, pero sí hay varios barriles en el patio en los que los clientes pueden posar los vasos de cantina de pyrex junto a los pasteles de aperitivo que se ofrecen. Es un bar con un ambiente muy agradable al que uno se acostumbra en cuanto entra, y del que muchas veces se sale con una botella! El bar fue inaugurado en 1954, abre de 17.30 a 21 horas, y en el verano se llena pronto. Está a tan solo 5 minutos del paseo marítimo, en una de las calles más comerciales de la ciudad. El Bidule tiene hasta una canción que invita a ir de fiesta (que, quién sabe, igual puede aprenderse mientras se toma una copa)
Puertos en Pornichet
El Puerto de Pornichet
El puerto de Pornichet es perfecto para una tarde de verano. Aquí podemos contemplar una hermosa puesta de sol ... Es raro y bello a al vez, ya que el lugar se llena de colores vivos. Recomiendo el puerto por sus pequeños bares y restaurantes, el ambiente por las noche es muy cálido, por ejemplo, para una noche romántica.
Reservas Naturales en Pornichet
Camino costero
(1)
El camino costero de Pornichet es en realidad el antiguo sendero de los aduaneros, que recorre la costa de Pornichet a Saint Nazaire a lo largo de 13 kilómetros. Su nombre procede de su uso por los aduaneros, que lo recorrían para controlar los barcos que llegaban y disuadir a los contrabandistas. El camino parte de la Punta de Bé (o Bec) y llega hasta la playa de M. Hulot. El camino ha sido acondicionado para que el paseo sea seguro y que la flora no se vea perjudicada. Está reservada a los peatones: los perros deben ir atados, y la pista de los ciclistas no está lejos. Desde la primavera de 2011, hay una ruta que permite descubrir de forma lúdica este paseo (un recorrido gratuito que se puede encontrar en la Oficina de Turismo o descargar en la web www.pornichet.fr). A lo largo de todo el camino se puede contemplar el paisaje que componen las calas y playas de arena fina. También se puede admirar la arquitectura de las villas de recreo diseminadas por el litoral, con sus paredes blancas salpicadas de pinturas marineras. Además de la arquitectura, también se puede ver el castillo de Tourelles, construido en 1868, y un muro del antiguo Muro del Atlántico donde poder detenerse un rato para contemplar los alrededores.
Puertos en Pornichet
El puerto
Qué sería de Pornichet sin el puerto del que viene su nombre (port niché)… Está dividido en dos zonas: un puerto en aguas más profundas y un encalladero. El encalladero existe aproximadamente desde 1950, mientras que el puerto de aguas profundas es más reciente. Con sus 1150 plazas, es el puerto deportivo más importante de toda la costa atlántica. Está a 5 minutos a pie del centro, y tiene aparcamiento. Durante todo el año se organizan regatas y competiciones, entre las que destaca La Barquera, en primavera, y los Internacionales de Francia de match-racing en el mes de agosto. Cerca de los pontones está la Capitanía, desde cuyo tejado puede contemplarse un panorama impresionante de los alrededores. Hay también múltiples restaurantes y bares muy frecuentados, como la P’tite Case. Pero lo que más me ha llamado la atención es el hecho de que delimita las dos partes de Pornichet: la moderna, en dirección a La Baule, y la tradicional, en dirección al camino del litoral.
Monumentos Históricos en Pornichet
Villas Belle Epoque
(1)
La ciudad de Pornichet cautiva a sus visitantes por su arquitectura de ciudad costera. Enseguida le enamorarán sus típicas villas (bretonas), y también las casas modernas. Pero las más emblemáticas son las villas de la Belle Epoque. Hay muchas en el barrio de Sainte-Marguerite, uno de los más típicos y antiguos de la ciudad. Este estilo arquitectónico tiene su origen en la fundación de la ciudad a comienzos del siglo XX, en la época en la que la burguesía iba a descansar a la orilla del mar. Una de las particularidades de estas casas es que llevan todos los nombres pintados en placas de cerámica. Es un elemento decorativo en una sola pieza que antiguamente servía para localizar a los habitantes cuando las calles aún no tenían nombre. Las visitas guiadas, que se pueden reservar en la Oficina de Turismo, le permitirán conocer más sobre estas villas.
Senderismo en Pornichet
Punta de Bé
(1)
La llaman la Punta de Bé o Punta de Bec. Es el punto de partida del camino de la costa, accesible únicamente para senderistas y caminantes. Las bicicletas están prohibidas, y los perros han de ir atados. La Punta de Bé es una calita rocosa formada por grandes rocas negras. Cuando la marea está baja, la gente va a pescar a pie los mariscos que dejan las mareas. Para pescar a pie es necesario inscribirse previamente en la Oficina de Turismo, para obtener una licencia para pescar, y para conocer la calidad de los moluscos y las advertencias de seguridad. También se puede pescar con caña. El lugar marca el inicio de la costa salvaje, en contraste con los edificios modernos de la otra parte de la ciudad. El puerto marca efectivamente el límite, muy definido cuando llegas allí y puedes contemplar las dos zonas de la ciudad. Además de la riqueza natural, la Punta de Bé tiene algunos aspectos históricos interesantes: antiguas fortificaciones y la capilla neorrománica de Santa Ana, de 1879. Es también el barrio más tradicional de la ciudad, que hará las delicias de quienes disfrutan deambulando por pequeñas callejuelas.
Acantilados en Pornichet
Punta de Congrigoux
(1)
Saliendo de la Punta de Bé (o Bec) y siguiendo el camino de la costa durante unos 15 minutos a pie, llegamos a la Punta de Congrigoux. Está junto a la Playa Sainte-Marguerite, muy frecuentada por la burguesía del siglo XIX, tal y como testimonian las villas de recreo de la aldea cercana. Desde aquí puede admirarse la costa, los acantilados rocosos, y hasta ver la isla de Noirmoutier cuando el día está claro. El lugar ha sido acondicionado: en 1986 se instaló una mesa de orientación de cerámica, que permite conocer la distancia entre Pornichet y las grandes ciudades como Nueva York o Barcelona. También podremos ver el escudo de la ciudad y la leyenda en latín “nauti neptunus favet amicus” que significa “que el amigo Neptuno sea favorable a los navegantes”. Es un lugar muy expuesto a los vientos, por lo que es necesario cubrirse un poco. Al lado, y más abrigado, hay una zona de juegos para niños de 4 a 10 años donde puede jugar antes de retomar el paseo.
Reservas Naturales en Pornichet
El Récif
(1)
Tomando el camino costero desde la Punta de Bé durante unos 10 minutos se llega al bar restaurante “Le Récif”. Ubicado en un entorno alejado de toda contaminación lumínica, da la impresión de estar en el fin del mundo. Si el día está claro, se puede uno tumbar al sol en una de las tumbonas para contemplar la isla de Noirmoutier en el horizonte. El bar restaurante está en la Playa de Bonne Source, una de las más salvajes de la ciudad, con una longitud de 2,5 km. En temporada alta es recomendable reservar una mesa. Tienen carpaccios y ensaladas, y también platos tradicionales como carne de buey, o morcilla con manzanas. De postre, yo recomiendo la tarta de manzana con caramelo. Los servicios ofrecidos tienen una buena relación calidad-precio. Tras la comida, podrá descansar en la playa o pasear por el camino de los aduaneros, algo realmente recomendable.
Surf en Pornichet
El Yagga
(1)
El club náutico Yagga está en la playa de Libreros, a 10 minutos de la Oficina de Turismo siguiendo el paseo. Está abierto de abril a septiembre, de 9 de la mañana a 7 de la tarde, y ofrece cursos, alquileres y lecciones particulares de todo tipo de actividades náuticas. En particular, se puede navegar en un optimist, en un catamarán o subir en una tabla de windsurf. Como condición necesaria, los menores de 16 años tienen que poder nadar durante al menos 25 metros, y 50 metros los mayores de 16 años. Tras los cursos, la semana termina siempre con un picnic en la isla de Evens. Tuve la ocasión de salir al mar en un catamarán con un monitor de vela, y fue una gran experiencia: el barco surcaba las olas, dándome la oportunidad de contemplar la bahía de La Baule-Pornichet desde otro punto de vista. Una hora de alquiler de catamarán cuesta 39 euros, pero a mí, que me gustan especialmente los Láser, me cobraron 30 euros por 1 hora.
Mercados en Pornichet
Mercado
(1)
El mercado de la ciudad está justo en el centro, al lado de la Oficina de Turismo. Está dividido en dos partes: los puestos cubiertos y el mercado al aire libre. El mercado al aire libre solo se celebra los miércoles y los sábados, desde las 8.30 de la mañana hasta la 1 de la tarde. Entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, los puestos cubiertos abren todos los días, y del 15 de septiembre al 15 de junio abren de martes a domingo. Es un lugar ideal para comenzar la jornada. En la plaza hay a veces anticuarios y puestos de segunda mano. Los aficionados a la decoración marina seguro que disfrutarán de lo lindo. Es un mercado antiguo que en otro tiempo fue víctima de las mareas, antes de que se construyeran los diques en el siglo XIX. Actualmente es el más importante de la península de Guérande. Es un lugar ideal para conseguir productos locales como las ostras de Bretaña, las fresas de Escoublac o la sal procedente de las salinas de Guérande.
Balnearios en Pornichet
Centro Daniel Jouvance en Pornichet
Hablar del Centro Daniel Jouvance en Pornichet es más que hablar de un lugar… Es hablar de sensaciones. Éste es el espacio ideal para el descanso y encontrarte cara a cara contigo mismo. Y si lo que ves no te gusta, para eso estás allí. Deja a un lado todas las malas vibraciones. Siente la vida a tu alrededor. Busca el equilibrio perfecto y saca todo lo mejor de ti. Esta búsqueda del bienestar personal es también un viaje en busca de la esencia del ser humano: redescubre tus deseos, ubícate y traza un rumbo. Tómate todo el tiempo que necesites, es sólo tuyo. En este centro de talasoterapia conseguirás relajarte y descubrir aquellas sensaciones olvidadas de antaño. ¿No sabes cómo? Todo se basa en una íntima y total comunión con el mar. Aire yodado, agua de mar mineralizada, tratamientos de algas y fitoplancton… Siente como tu cuerpo se fusiona con el océano más salvaje ¡Disfruta de esta experiencia sin igual! Lo que distingue este centro de talasoterapia de otros es la combinación de técnicas marinas de bienestar traídas del mundo entero y aplicadas por expertos en la materia. Reconcilia cuerpo y espíritu de una forma más íntima y sana: ésta es la esencia misma de la talasoterapia. Y todo ello utilizando el “elemento original que nos ha dado la vida”: el mar.
Playas en Pornichet
Casinos en Pornichet
Kite Surf en Pornichet
Hamman Turco en Pornichet
(1)
Ayuntamientos en Pornichet
Puertos en Pornichet
Playas en Pornichet