¿A dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Uyuni?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Cementerio de trenes

+101

19 opiniones sobre Cementerio de trenes

Herrumbre y desolación

A un aficionado a los trenes como yo, le tiene que resultar triste visitar un cementerio de trenes abandonados como el que hay a las afueras de Uyuni, pero este lugar tiene una belleza y un magnetismo especiales, porque la desolación no sólo se encuentra en esas máquinas herrumbrosas abandonadas sin poder ejercer su función de transportar pasajeros o mercancías, sino también en el entorno, llano y sin fin, en lo que parece una vía muerta hasta el fin del mundo.

+30

Uyuni en su tiempo era un...

Uyuni en su tiempo era un intercambiador de trenes importante, por su ubicación a la frontera con Chile, y vecindad con las minas de Potosí. Pero con las crisis mineras y tensiones políticas con Chile, al que Bolivia reclama un pedazo de costa para tener acceso al mar, Uyuni se quedó medio abandonada, hasta que la proximidad del salar del mismo nombre le volviera a dar otra juventud.

Mientras tanto, abandonaron unos cuantos trenes en medio del desierto, a 3600 metros de altura. Y lo lograron convertir en una atracción turística! Pero es cierto que es impresionante salir de 3 días de excursión en el salar y de repente encontrarse con enormes trenes oxidados en medio de la nada.

Leer más
+15

Uyuni queda atrás, el ansiado trip por ...

Uyuni queda atrás, el ansiado trip por el Altiplano boliviano ha comenzado. Pocos kilómetros y todo es como un sueño, como una infinita ilusión óptica, como un cuento de Bradbury. El todoterreno se detiene en el fantasmal pueblo de Pulacayo. Caminamos. Tres mil ochocientos metros de altura, sol vibrante, cielo azul, tierra rajada y blancuzca, vías muertas yéndose quién sabe adónde, abandonadas locomotoras a vapor. Sus siluetas son surrealistas. ¿Cómo llegaron aquí, de dónde venían, hacia dónde iban? El guía nos cuenta: Fueron importadas en 1890, y acarreaban a Chile y Argentina minerales y oro. Ya no. Se han muerto y sus esqueletos oxidados han quedado en el desierto.

Leer más
+3

Un lugar que da para la entretención e imaginación .

El cementerio de trenes fue una instancia que a pesar de lo bonita; por la infraestructura que estos trenes le daban al paisaje, fue muy entretenida ya que daba para escalar, jugar, sacarse fotos y por otro lado imaginarse el funcionamiento de estos trenes, como llegaron ahí, de donde provienen y por que fueron abandonados.

+8

Ya no irán a ninguna parte

El último sol de la tarde saca los más bellos colores a la herrumbre que en otro tiempo fueron locomotoras y vagones para transporte de mineral.

Lo que ayer era signo de progreso, hoy no es más que un cementerio de trenes olvidados, cita imprescindible para redondear la visita al cercano Salar de Uyuni. Sobrecoge el abandono y resuena la frase sobre la locomotora más famosa del lugar: "Así es la vida".

Cementerio de trenes de Uyuni

A pocos kilómetros de Uyuni se halla un cementerio de trenes de una belleza decadente que rara vez había visto antes. No sé si será el entorno, un desierto en la altitud del altiplano, o bien los vagones y locomotoras abandonados hace años pero darse un paseo por él es como estar en un lugar tocado por la magia.

Mis amigos bolivianos me confiesan no...

Mis amigos bolivianos me confiesan no entienden como es que los turistas encuentran encanto en este antiguo cementerio de trenes victorianos en un rincón olvidado de este pueblo Uyuni, al borde del desierto en Bolivia.
Y tampoco hay mucho mas que hacer, ¿qué ver?. O uno se aventura al infinito desierto o sigue camino por las vías de tren hasta que se deshacen, se desenvuelven en esqueletos oxidados entre basura y graffiti. El deterioro de estas gemas de museo dejan al turista hechizado – y al local mas que nada confundido.

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos