MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Zaragoza?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Palacios en Zaragoza

4 palacios en Zaragoza

Palacios en Zaragoza
Palacio de la Aljafería
(112)
Este palacio construido como lugar de recreo durante el apogeo del reino Taifa es uno de los monumentos más bonitos que pueden verse en Zaragoza. Destacan el salón dorado, la mezquita, el Patio y el Salón del trono, así que merece la pena ir con tiempo (fijarse bien en los horarios) para poder disfrutarlo entero.
4 actividades
Palacios en Zaragoza
Palacio de Los Condes de Sástago
En estilo renacentista, el edificio fue construido en el siglo XVI por Artal de Alagón, tercer conde de Sástago y Virrey de Aragón, y cuyo trabajo se llevó a cabo entre 1571 y 1573. La fachada es de ladrillo notable y el patio cuenta con unos esbeltos pilares. Desde su construcción hasta la actualidad ha sido utilizado tanto como residencia real, como cuartel militar, capitanearía general, comisaría de policía, casino de Zaragoza, etc. Hoy en día se ha convertido en una sala para albergar exposiciones.
1 actividad
Palacios en Zaragoza
Palacio de Montemuzo
El Palacio de Montemuzo es actualmente un edificio del gobierno (no pregunté cuál), pero todavía está abierto al público y merece una visita rápida si pasas por ahí. Al entrar en el edificio, te encuentras en un patio de un palacio de tres pisos construido en el siglo XV durante el renacimiento aragonés. Tiene las columnas típicamente bifurcadas, techos entarimados, y las ventanas arqueadas de las construcciones renacentistas aragoneses. A veces alberga exposiciones de arte, pero sobre todo es preservado por su historia y su belleza. Realmente agradable. ¡Asoma la cabeza si pasas por ahí!
Palacios en Zaragoza
Palacio de Don Lope - Real Maestranza de Caballería
(3)
El Palacio de Don Lope, ubicado en pleno centro histórico de la ciudad, es actualmente la sede de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza. Es de estilo renacentista y fue declarado Monumento Nacional en el año 1931. Su fachada no llama especialmente la atención, pero su interior es muy bonito, especialmente su patio central y las escaleras de acceso al primer piso. Los fines de semana se puede realizar una visita guiada por la mañana, de unos 40 minutos de duración. Nosotras nos apuntamos en la entrada del palacio, había una visita cada hora y las hacen con independencia del número de gente que se apunte, de hecho en nuestra visita solo éramos cuatro personas. La visita es muy interesante, es una lástima que no permitan sacar fotos del interior.
1 actividad